Pàgina d'inici » Poemas » victorhugo

victorhugo

victor Hugo

victor Hugo

Es reservado y discreto.
Con él se está tranquilo;
no abusa de nada.
Tiene, además, una cualidad poco corriente,
es sobrio.

Antes se decía, fecundidad y fuerza;
hoy se dice: tisana.

Helos aquí en el resplandeciente  Jardín
de las musas donde se solazan tumultuosamente
y multitudinariamente
entre las ramas estas divinas eclosiones
del espíritu que los griegos
denominaban Tropos,
por todas partes
la imagen idea,
por todas partes el pensamiento flor,
por todas partes los frutos,
las figuras,
las manzanas de oro,
los perfumes,
los colores,
los rayos de luz
las estrofas,
las maravillas;

No toqueis nada,
sed discretos.
El que nada de esto toca, es poeta.
Entras en la sociedad de la temperancia.
Un buen libro de crítica es un tratado sobre los peligros de la bebida.
¿Quereis hacer la Iliada?
Basta con ponerse a dieta.
¡Ah, ya puedes abrir bien los ojos, hermano Rebelais!

El lirismo embriaga,
la belleza emborracha.
lo grande se sube a la cabeza,
lo ideal provoca deslumbramientos,
y el que sale con vida de todo esto ya no sabe lo que se hace;
cuando habeis caminado por los astros,
sois capaces de rehusar una concejalía;
habeis perdido el sentido común,
os ofrecerían un puesto en el senado de Domiciano y no lo aceptaríais,
ya no daís al Cesar lo que es del Cesar,
vuestro extravío es tal
que incluso dejariais de saludar
al señor Incitatus,
cónsul y caballo.

Ved de lo que sois capaces
por haber bebido
de este lugar prohibido, el empíreo.
Os haceís altaneros,
ambiciosos,
desinteresados.
Por lo tanto, sed sobrios.
Prohibido frecuentar el cabaret de lo sublime.

La libertad es un libertinaje.
Sacarse un ojo está bien,
Castrarse está mejor todavía.

Reteneos toda la vida.

Sobriedad,
decencia,
respeto a la Autoridad,
presentación irreprochable.
sólo hay poesía cuando va de punta en blanco.
Una llanura que no se peina nunca,
un león que no hace su manicura,
un torrente que no pasa por el tubo,
el ombligo del mar que se deja ver,
la nube que se sube las faldas
hasta el punto en el que aparece Aldebarán,
todo esto es ofensivo, chocante.
En inglés, shocking.

La ola se rompe en espuma contra el escollo,
la catarata vomita en el abismo,
Juvenal escupe al tirano.
¡Que asco!

Se ama mejor cuando no se ama bastante
que cuando se ama demasiado.
Nada de exageraciones.
Desde ahora, el rosal estará obligado a contar sus rosas.
A la primavera se la invitará a tener menos margaritas.
Moderación, señora primavera.
En los nidos se producen excesos.
¡Eh, sotos, no tantas currucas, por favor!
Que la vía lactea numere sus estrellas:
hay muchas.

Tomad modelo
del gran Jardín de las Plantas,
que solo florece cada cincuenta años.
He aqui una flor recomendable.

Advertisements

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s